domingo, 22 de abril de 2012

Lo Positivo del TLC para Colombia




Las expectativas que tiene el gobierno, con respecto a este tratado y a los beneficios que este representa, para el crecimiento y desarrollo del país, y para su inclusión en un mercado global.

1. Primer argumento: Integración Internacional

El Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos aparece hoy como la opción más importante y viable que tiene Colombia en el contexto de la integración internacional. La posibilidad de mantenerse como una nación aislada no tiene ningún sentido. No va a ser un cambio fácil.

2. Segundo argumento: Impulso económico

El tiempo apremia pues la posibilidad que se abre de llegar a un acuerdo con Estados Unidos no se va a repetir fácilmente. Un Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos por si solo, no es suficiente para asegurar que Colombia obtenga los beneficios potenciales en términos de una reactivación significativa de la inversión y el empleo.

3. Tercer argumento: Trabajar en áreas claves

A grandes rasgos, para asegurar el éxito es necesario avanzar en tres áreas clave: 1. Asegurar un entorno macroeconómico e institucional atractivo para la inversión. 2. Gestión proactiva de los efectos positivos y negativos derivados de un tratado de libre comercio.

Retos para lograr beneficios de el TLC.

1. Asegurar un entorno macroeconómico e institucional atractivo para la inversión.

El libre comercio exige economías fuertes y estables, con Estados capaces de legitimar los acuerdos, de forma que los cambios que implican la apertura de los mercados y la libertad de los flujos de capital se manifiestan en mayor inversión y empleo.

Avances Importantes

Colombia ha avanzado notablemente en aspectos muy importantes para un entorno adecuado, como el fortalecimiento institucional, la flexibilidad en el marco regulatorio, el grado de apertura, la infraestructura, las comunicaciones y la competitividad empresarial.

Limitantes para el aprovechamiento del TLC.

Por otro lado, dos aspectos limitarían el aprovechamiento del TLC: la estabilidad económica, comprometida por una creciente deuda externa y un déficit fiscal hasta el momento irreversible; y la seguridad, amenazada por los grupos alzados en armas y la delincuencia común.  Sin avances en estos aspectos se perderán muchas oportunidades de atraer inversión extranjera al país.

El TLC, por una parte, se insertaría en una estrategia comercial de Estados Unidos, en la cual, si bien el ALCA es la meta privilegiada, en caso de que no se logre o se demore, ese país procederá a firmar acuerdos bilaterales con los diferentes países del hemisferio.

Experiencias de otros países.

La experiencia de otros países que han firmado un TLC con Estados Unidos, ha sido que sus exportaciones han crecido sustancialmente; en Chile, por ejemplo, aumentaron en más del 12% en 2003; en México, entre tanto, han crecido 176% desde cuando entro en vigencia el NAFTA [4]. Con el ATPDEA vimos crecer nuestras exportaciones en 30% en año pasado.

Colombia tiene que buscar nuevos mercados dada la volatilidad del comercio con nuestros vecinos. Las exportaciones a Venezuela y Ecuador se redujeron en 54% y 10% entre enero y julio de 2003. La caída de exportaciones a estos países se ha compensado con exportaciones a Estados Unidos, gracias en gran parte al Atpdea.

2. Gestión proactiva de los efectos del TLC.

Es importante estar preparados para enfrentar lo mejor posible los efectos que se deriven de un TLC y poder canalizarlos hacia la generación de un mayor crecimiento y un incremento en la competitividad.

Sectores Favorecidos

Un estudio elaborado por ANIF arrojo como resultado que, en sectores como las flores, textiles y confecciones, derivados del azúcar, hierro y acero, caucho, jabones, plástico, editorial, productos cerámicos, cuero y metales preciosos, entre otros, Colombia cuenta con ventajas comparativas en el comercio internacional.

En esos sectores se siente un ambiente dinámico, pues se preparan para invertir en capacidad, ajustar su portafolio de productos a las necesidades de los nuevos mercados, buscar socios en los mercados que les faciliten la entrada y mejorar su eficiencia En algunos casos el dinamismo movilizará también a las cadenas productivas. El caucho, por ejemplo, se beneficiará del dinamismo del calzado, y el papel y el cartón, con los empaque de bienes de consumo masivo.

Sectores atractivos

Otros sectores pueden ser atractivos para la reubicación de plantas; el azúcar, por ejemplo, es un sector protegido, una característica que suele mantenerse en las negociaciones de tratados comerciales bilaterales. Pero puede haber oportunidades para los sectores que usan azúcar como insumo, así, los productos de confitería podrían beneficiarse en la medida en que empresas de Estados Unidos se reubiquen en Colombia para elaborar sus productos con menores costos.
Unión gobierno, empresarios y sociedad

Por otra parte, es necesario un trabajo entre gobierno y empresarios para fortalecer la imagen del país y conseguir apoyo en Estados Unidos, tanto para el tratado como para los negocios que deberían venir después.  Se requiere que gobierno, empresarios y sociedad establezcan una posición conjunta sobre los puntos esenciales que el país consiguió en el acuerdo.  La solidez de una posición común se reflejaría en una mejor implementación y en un despegue más rápido de los negocios tras la firma del acuerdo.

El reto para los empresarios

En cuanto a los empresarios, el trabajo es muy exigente; se requiere un cambio de mentalidad para que se anticipen e identifiquen las oportunidades. Esto implica trabajar en el conocimiento de los nuevos mercados para identificar nichos en donde puedan ser competitivos en un entorno de TLC.

Atracción de la inversión extranjera

El mayor beneficio que podría traer el TLC es un aumento significativo de la inversión extranjera. La transformación económica de México a raíz del NAFTA se dio principalmente como consecuencia del un gran flujo de inversión extranjera.
Por esta razón se hace importante tener una entidad promotora de inversión fuerte que tenga los recursos y el apoyo suficiente para cumplir la que debe ser su misión principal: “venderle Colombia al mundo”.

Apoyo a las empresas colombianas

La liberación de los mercados hace que los sectores colombianos se expongan a la competencia de los sectores externos y a las crecientes exigencias de los mercados internacionales.  En primer lugar, es crítico ayudar a las empresas competitivas en sus esfuerzos por conseguir capital de tal forma que puedan invertir en aumentar su capacidad de producción, en crear presencia comercial en Estados Unidos y en modernizar sus tecnologías.  Es importante entender que por cada dólar de exportación adicional es necesario invertir un dólar.  En segundo lugar, es necesario apoyar a sectores poco competitivos en sus esfuerzos de reconversión, de lo contrario, podríamos tener una gran crisis en los sectores de la pequeña y mediana empresa.

Apoyo a la fuerza laboral

El decrecimiento o desaparición de algunos sectores no competitivos y el crecimiento de los sectores competitivos generan el efecto más importante que un TLC tiene sobre la fuerza laboral, que es su desplazamiento de los primeros sectores a los segundos.  Esto hace necesario desarrollar programas de capacitación nacional por medio de entidades como el SENA y las universidades, que permitan a la fuerza laboral capacitarse para ser reasignada a sectores más competitivos, asegurar el constante incremento de la competitividad del sector y controlar así los niveles de desempleo en la economía.

Asesoría y apoyo a la actividad exportadora

Es crítico anticiparse a las necesidades de los productores de bienes y servicios nacionales para asegurarles el máximo beneficio a ellos, que serán los actores principales de este juego de libre comercio. Siendo sus necesidades más tangibles el apoyo a su actividad exportadora y el acceso a capitales, se necesita facilitarles el acceso a créditos y capital de riesgo, así como a herramientas de asesoría para el estudio y acceso a nuevos mercados. Por su parte, fallar en obtener inversión extranjera para nuestro aparato productivo compromete la obtención de los beneficios del TLC.  Esto constituye un elemento clave para lograr incrementos en la capacidad productiva que genere excedentes para la exportación y que de lugar a la creación de nuevos puestos de trabajo.

Mensajes Finales

1. Colombia no es un país internacionalizado
2. A los que se han internacionalizado les va mejor que al resto
3. Es mejor venderle a ricos que a pobres y además los pobres no invierten
4. La competencia no es con el gigante de 54 pisos; es con todos los demás hermanos que tienen acceso preferencial.
5. Tenemos que competir y ser una plataforma exportadora
6. Los modelos no capturan los efectos pero aun así crecemos


video

Fuente: 
  • http://www.noticiascaracol.com/economia/video-262895-implementacion-del-tlc-fue-un-largo-camino-con-muchos-tropiezos
  • www.monografias.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada